En Zoetis.es y otras webs de Zoetis utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos, así como para facilitar tu navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su instalación. Para más información ver nuestra política cookies.

España

Descubre las claves
para la elección
del antiparasitario ideal
para tu perro

Descubre las claves
para la elección
del antiparasitario ideal
para tu perro

Parásitos

Conoce a los parásitos
más habituales

Prevención

La importancia de una
prevención persistente

Tratamiento

Es necesario tratar con un
antiparasitario de acción
inmediata

¿Conoces los parásitos más frecuentes
que puede tener tu mascota?

  • Son el parásito externo más frecuente en las mascotas. Una infestación por pulgas es a la vez desagradable y potencialmente peligrosa para los perros y sus propietarios.

    ¿Por qué son un peligro?

    • Provocan malestar, picor e irritación.
    • Pueden desencadenar reacciones alérgicas graves, como la dermatitis alérgica a la picadura de pulga.
    • Transmiten parásitos como tenias o también microorganismos como bacterias, causantes de enfermedades muy serias.

    ¿Qué hacer?

    Para asegurar la salud de tu perro y tu familia, utiliza un antiparasitario eficaz contra las infestaciones por los dos tipos de pulgas más habituales:

    Fleas Logo

    Ctenocephalides felis

    Fleas Logo

    Ctenocephalides canis

    Fleas Image
  • Las garrapatas se alimentan de la sangre de las mascotas y suponen un peligro para su salud y la de su propietario.

    ¿Por qué son un peligro?

    • Pueden provocar una infección local en la piel, en el punto de fijación.
    • También tienen una gran importancia sanitaria, ya que a través de su saliva pueden transmitir agentes como Ehrlichia, Babesia o Borrelia, responsables de enfermedades muy graves e incluso mortales, tanto en animales como en personas.

    ¿Qué hacer?

    Elige un tratamiento preventivo para tu perro que actúe frente a las especies de garrapatas más habituales en España:

    Hospedadores

    Animales salvajes y domésticos, pequeños y grandes mamíferos, pájaros, reptiles y anfibios

    Hábitat

    Pastizales, páramos, brezales y bosques. Se encuentra en los suburbios y áreas urbanas.

    Transmisión de enfermedades

    La enfermedad de Lyme, Anaplasmosis y Babesia divergens, virus de la meningoencefalitis

    Hospedadores

    Erizos, zorros, hurones, perros, gatos, roedores y de vez en cuando aves.

    Hábitat

    En el hospedador o en el nido.
    Presente en los suburbios y areas urbanas.

    Transmisión de enfermedades

    La enfermedad de Lyme y Anaplasmosis

    Hospedadores

    Animales domésticos y salvajes como perros, caballos, ganado, zorros, liebres y erizos.

    Hábitat

    Praderas, pastizales y bosques.

    Transmisión de enfermedades

    Babesiosis y Theileria

    Hospedadores

    Perros, gatos y zorros, pero también en ganado, conejos, liebres, erizos y ardillas.

    Hábitat

    Perreras y otros lugares al abrigo.

    Transmisión de enfermedades

    Ehrlichia, Babesiosis, Hepatozoon y Rickettsiosis

  • Los ácaros pueden además de ser incómodos pueden comprometer el bienestar de tu perro.

    ¿Por qué son un peligro?

    • Pueden causar una importante irritación en la piel del perro.
    • Pueden dar lugar a lesiones e infecciones bacterianas secundarias debidas al rascado.

    ¿Qué hacer?

    Es necesario que tu perro esté protegido ante todos los ácaros más frecuentes, durante todo el año. Los ácaros que afectan con mayor frecuencia a los perros son:

    Fleas Logo

    Sarcoptes scabiei

    transmisible a las personas

    Fleas Logo

    Otodectes cynotis

    Fleas Logo

    Demodex spp.

    Sarcoptes sabici var, canis

    Otodectes cynotis (ácaro hembra con huevo)

    Imagen al microscopio de Otodectes cynotis obtenidos con un hisopo

    Por tanto, el antiparasitario ideal debe ser
    eficaz frente a los parásitos más habituales.

Una buena prevención es fundamental
para la lucha contra los parásitos externos


La forma más fácil de reducir las posibilidades de una infestación por garrapatas, pulgas y ácaros es aplicar periódicamente los tratamientos diseñados para prevenirlas.

Aquellos antiparasitarios que entre sus cualidades sea la de mantener una actividad persistente, además, eliminan los posibles parásitos ya presentes y evitan que reaparezcan y sigan contaminando del ambiente del perro.

Dogs Image

A la hora de elegir un tratamiento antiparasitario para tu perro, decídete por aquel que mantenga constante su eficacia durante todo el período de tratamiento y ésta no disminuya en las últimas semanas, lo que facilitaría la aparición de brechas de protección.

Por tanto, el antiparasitario ideal debe tener
una actividad letal persistente.

Es importante tratar los parásitos externos
en tu perro de forma inmediata


¿Por qué tratar los parásitos externos?

  • Pueden provocar lesiones cutáneas.
  • Pueden provocar una respuesta inmunitaria patológica
    grave, como la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas.
  • Pueden transmitir otros microorganismos que provocan enfermedades graves.
  • Se pueden transmitir a las personas
    (por ejemplo, la sarna).
  • Contaminan el hogar y el ambiente, causando reinfestaciones al cabo del tiempo.
  • Pueden infectar a otras mascotas.
  • Pueden interferir en tu relación con tu mascota, ya que afectan a vuestro bienestar.
  • Su control forma parte del mantenimiento de la salud de tu perro.

¿Como elegir el antiparasitario ideal
para tu perro?


Puntos clave a tener en cuenta a la hora
de elegir un antiparasitario:

CÓMODO

Elige un comprimido ORAL masticable y apetitoso, fácil de
administrar
y que tu perro acepte voluntariamente, con o sin comida.

De este modo te olvidarás de perseguir a tu perro para aplicarle tratamientos en su piel, y no tendrás que mantenerle alejado de tu familia hasta que seca el líquido aplicado.

SEGURO

Para tu tranquilidad, opta por un antiparasitario bien tolerado, que pueda utilizarse en perros de todas las edades y tamaños.

DURARERO

Es preferible un tratamiento oral MENSUAL que no se elimine con el agua y, por tanto, sea compatible con los baños regulares. No olvides que es muy importante que su actividad no disminuya en las últimas semanas, e incluso proteja hasta los 35 días.

Amplio espectro

Elige un producto eficaz frente a los parásitos más habituales: pulgas, garrapatas y ácaros, incluyendo la sarna sarcóptica, Demodex canis u Otodectes cynotis. Cuanto más amplio sea, más protegido estará.

INMEDIATO

Escoge un tratamiento de acción inmediata, que elimine las pulgas antes de que puedan poner huevos, previniendo la contaminación ambiental por los huevos.

De este modo no tendrás que esperar varias horas hasta que empiece a funcionar.

TRATAMIENTO DERMATOLÓGICO

Si tu perro ya ha desarrollado una dermatitis alérgica por picadura de pulgas (DAP), el antiparasitario de elección debe poder integrarse como parte de la estrategia de tratamiento dermatológico para controlar esta patología.