En Zoetis.es y otras webs de Zoetis utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos, así como para facilitar tu navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su instalación. Para más información ver nuestra política cookies.

España

VIII Jornadas Ganaderas de Vacuno de Leche

“Mejora de la gestión productiva y sanitaria de las explotaciones”

Más de 100 productores de vacuno de leche de Castilla-León se reunieron en Segovia el pasado día 14 de abril con motivo de las VIII Jornadas Ganaderas de Vacuno de Leche organizadas por Pfizer Salud Animal, con la colaboración de ELASA y Villa y Agustín, en la que se trataron temas relacionados con la productividad y sanidad de los animales y la situación actual que atraviesa este sector debido al incremento de los costes de alimentación.

Durante la presentación Juan Antonio Latorre, gerente de Marketing de Pfizer Salud Animal, adelantó los temas que se iban a tratar a lo largo del encuentro, centrado en las herramientas actuales para la mejor gestión productiva y sanitaria de las explotaciones, y dio paso a la presentación de los ponentes.

El primero de ellos, Ángel Antolín, veterinario responsable de Marketing de Ganadería de TimacAgro-Inabonos, presentó “Prolactum” un inductor lácteo  para mejorar las producciones. Se trata de un complejo de ácidos esenciales para la alimentación de rumiantes, seleccionados por sus efectos probados en la producción lechera y reforzados con zinc y selenio. “El beneficio último –según el ponente- es el aumento consistente y significativo de la producción, en casi dos litros por vaca y día”. Para demostrarlo, presentó una serie de pruebas de campo en las que quedaba patente el efecto beneficioso de esta nueva herramienta.

A continuación, Diego Pazos, doctor en Economía Agraria por la UPM, abordó un tema de preocupación para el ganadero, como es la situación actual del mercado de cereales, harinas proteicas y otros ingredientes para la alimentación del vacuno de leche. El ponente analizó el mercado mundial de materias primas, con especial atención a la situación en España, y afirmó  que “el precio para las próximas campañas dependerá de las existencias, siendo el factor que más influiría a la baja la dimensión de la cosecha en la Unión Europea y en España, y al alza, el precio del petróleo”. A su juicio se hace indispensable reflexionar sobre las políticas comunitarias que condicionan los precios de los cereales.

Centrándonos en la gestión productiva y sanitaria de las explotaciones, Jean-Baptiste Loirat, veterinario de rumiantes de Pfizer Salud Animal, estableció las estrategias para el cuidado y prevención de patologías en el postparto. “Invierte diez días de atención en las vacas recién paridas y tendrás –aseguró- más de 300 días de tranquilidad”. Bajo esta premisa Loirat desarrolló la importancia de la metritis postparto y la necesidad de realizar un diagnóstico y un tratamiento precoz.

Siguiendo la misma línea, Carlos Sánchez García, veterinario de Tauste Ganadera, incidió en  el concepto de Cow Confort. “Puede ser el primer factor determinante de la productividad y de la tasa de eliminación”, y aventuró que “el Cow Confort es leche”, ya que “cuando una vaca está tumbada –explicó- circulan más litros de sangre por su ubre y eso se traduce en una mayor producción de leche”.

Otro punto clave en la gestión productiva de las explotaciones son las inseminaciones. Agustín Martín, de Villa y Agustín Veterinarios, indicó las pautas para realizar una adecuada inseminación artificial, haciendo hincapié en los principales errores que se suelen cometer. Por ello se centró en el papel del inseminador, comenzando desde la detección de celos hasta el momento de la inseminación, y pasando por el proceso de preparación y protección de la pajuela. Entre las técnicas más habituales para la detección de celos habló del marcado de colas, la sincronización, los detectores de monta y los podómetros.

Para concluir las jornadas, Diego Martínez, veterinario, y Ángel Hernando, ingeniero agrónomo, ambos de Granja Pascual Agropecuaria (antigua Granja Fuentespina) plantearon la opción de incrementar la frecuencia de ordeños a tres al día. A su juicio esta práctica supone un aumento de los beneficios de la explotación, por lo que durante su intervención explicaron el procedimiento seguido para su implementación en granja.

Según explicaron el tercer ordeño incrementa los resultados productivos, aumentando los kilos de grasa y proteína obtenidos. “La eficacia con la que los animales transforman cada kilo de alimento en leche –afirmaron- está relacionada con la frecuencia de ordeño, y es, junto al precio, el factor que más influye en la cuenta de resultados de la explotación”.