España

Infestaciones Parasitarias Internas

Las infestaciones parasitarias se consideran como uno de los problemas sanitarios de mayor importancia y prevalencia, especialmente en los rumiantes que se alimentan de pastos. Las infestaciones por parásitos internos en los animales de granja comprenden básicamente las causadas por nematodos gastrointestinales y respiratorios, la coccidiosis y, sólo en los rumiantes, las infestaciones por duelas hepáticas (fasciolosis y dicroceliosis).

Mostrar todo
    •  Nematodos.
    • Tenias (cestodos).
    • Duelas [trematodos; Paramphistomum (duelas del rumen)].
    • Protozoos (coccidios).
  • Dependiendo del tipo de parásito, de la gravedad de la infestación, así como de la edad y del grado de estrés del animal, los síntomas pueden ser subclínicos (pérdida de productividad animal: disminución de la producción de leche o de la ganancia de peso, alteración de la composición de la canal, reducción de la tasa de concepción, etc.) y clínicos (pelaje áspero, anemia, edema, diarrea).

    • Epidemiología.
    • Datos económicos (pérdidas de productividad animal).
    • Diagnóstico clínico.
    • Anatomopatología macroscópica.
    • Análisis complementarios (Coprología: microscopía, recuento de huevos en heces; actividad del pepsinógeno para el diagnóstico de la ostertagiosis bovina).
  • Un programa de desparasitación adecuado es la mejor forma de asegurar la protección de su rebaño.Con una sola inyección, algunos desparasitadores endectocidas actúan contra los nematodos gastrointestinales y respiratorios, y permiten al veterinario elaborar un programa de prevención sencillo y eficaz.

  • La estrategia para combatir estos parásitos se basa en el manejo del ganado, principalmente en la rotación adecuada del pastoreo, y el uso de un programa de desparasitación.

    • Tratamiento y protección de los animales.
    • Reducción de la contaminación de los pastos.
  • Las pérdidas económicas causadas por las infestaciones por gusanos parásitos en el ganado bovino pueden ser significativas. Los terneros de menos de un año son más sensibles que el ganado de más edad que, habiendo estado expuesto a los parásitos, ha desarrollado cierto grado de inmunidad. En cualquier unidad de explotación con terneros, los animales necesitan mantener su crecimiento con el fin de cumplir los objetivos para la venta y maximizar el beneficio en el caso de las unidades de explotación cárnica, o para alcanzar el tamaño y el peso adecuados para la concepción y el alumbramiento de las terneras de reposicion en el caso de las granjas lecheras.