En Zoetis.es y otras webs de Zoetis utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos anónimos, así como para facilitar tu navegación. Si continuas navegando entendemos que aceptas su instalación. Para más información ver nuestra política cookies.

España

Infecciones por ectoparásitos en los caballos

Ectoparásitos

Ectoparásitos – Los principales son las moscas, los piojos, los ácaros, los mosquitos y los jejenes (ceratopogónidos).

Las moscas representan fundamentalmente una molestia por sus picaduras y reacciones alérgicas, aunque también pueden transmitir infecciones bacterianas.

Los mosquitos son más importantes como vectores de enfermedades, p. ej. transmiten el virus de la fiebre del Nilo Occidental.

Los jejenes, sobre todo Culicoides spp., son una molestia, aunque también pueden producir cuadros alérgicos, como el “eccema de verano”. También pueden estar relacionadas con algunos trastornos, como el síndrome de "sacudida de cabeza".

Los piojos son habituales en los pelajes largos, durante los meses de invierno. Pueden ir acompañados de malestar general, provocan picores, daños en la piel y pérdida de pelo.

Existen dos especies de piojos que parasitan al caballo: el piojo masticador, Damalinia equi, y el piojo chupador, Haematopinus asini.

Las infestaciones por ácaros suelen estar casi siempre causadas por Chorioptes spp., que provoca lo que se conoce como "sarna corióptica" y que causa una irritación en las cernejas de los caballos de tiro, aunque también suelen afectar a la crin y la base de la cola.

Los caballos también son sensibles a los ácaros Sarcoptes scabiei, “sarna sarcóptica”, y Psoroptes sp., “sarna psoróptica”.

Mostrar todo
  • Ectoparásitos:

    Moscas:

    •          Agitación / irritación

    •          Picaduras, reacciones cutáneas.

    •          Huevos de moscas Gasterophillus spp. (gastrófilos) en las extremidades (número elevado, parásitos internos).

    Las especies asociadas a "picaduras de mosca" son:

    Tabanus spp. (tábanos), Stomoxys calcitrans (mosca de las cuadras), Simulium spp. (mosca negra), Haematobia irritans (mosca de los cuernos), Culex spp. (mosquito), avispas, abejas

    Las especies molestas son:

    Musca autumnalis (mosca de la cara), Musca domestica (mosca doméstica).

    Mosquitos:

    •          Picaduras, reacciones cutáneas.

    •          Enfermedades transmitidas por vectores

    Jejenes:

    •          Dermatitis alérgica

    •          Síndrome de “sacudida de cabeza”

    Piojos:

    •          Pérdida de pelo, frotado, rascado

    •          Pérdida de peso

    •          Retraso en el crecimiento

    Ácaros

    Sarna corióptica:

    •          Piafado continuo

    •          Frotado de las patas posteriores

    •          Costras en patas posteriores, crin y base de la cola

    Sarna sarcóptica y psoróptica:

    • Afecta a la cabeza, la crin, la cola y las orejas
  • Ectoparásitos:

    La mayor parte del diagnóstico se basa en la evaluación de la sintomatología clínica y el examen dermatológico buscando determinados parásitos, p. ej. piojos.

    Puede realizarse un examen clínico, examen cutáneo, raspados cutáneos o la prueba de la cinta adhesiva. Lo más habitual es el examen de las muestras al microscopio para diagnosticar el agente patógeno involucrado que puede ser realizado internamente en la clínica veterinaria o en un laboratorio especializado.

    A menudo pueden estar presentes huevos de gastrófilos en las patas de los caballos muy parasitados. Se ven a simple vista e indican que habrá que incluir su control en el programa frente a parásitos internos. 

  • Dos métodos de control o reducción de la exposición a los ectoparásitos:

    1. Mantener a caballos y parásitos separados, p. ej. establecer  barrera de control contra las moscas
    2. Reducir el número de ectoparásitos para reducir su ataque/exposición

    Los métodos habituales de control frente a moscas, jejenes y mosquitos son: mosquiteras, mascarillas antimoscas y repelentes de insectos (p. ej. spray tópico a base de citronela).

     Las estrategias de tratamiento deben abarcar ambos métodos de control, lo que incluye la estabulación durante el día, la retirada de excrementos de los pastos, la localización de los estercoleros y el uso de pastos alejados de posibles fuentes de moscas, como los bosques o pastos usados por el ganado vacuno.

    Para controlar el número de moscas durante la temporada es preferible usar tratamientos insecticidas tópicos como la cipermetrina, en lugar de “repelentes”. Si se usan al principio de la temporada se reducirá el número de moscas y, por lo tanto, se detendrá su reproducción que provoca un gran número de moscas al final del verano. El principio es similar al control de endoparásitosdurante toda la temporada.

    Los piojos se transmiten por contacto directo con animales afectados o vía fomites, p. ej. mantas, cabezales, etc.

    Ha de utilizarse un tratamiento tópico, como cipermetrina, que hay que repetir tras 14 días. Las infestaciones por piojos suelen ser estacionales y asociadas al pelaje largo del invierno. Cortar el pelo puede ayudar en el diagnóstico y tratamiento. Además, es aconsejable realizar un control general del estado sanitario.

    Los ácaros suelen encontrarse en los caballos con pelaje largo y abundante en los menudillos (cernejas), algo típico en los caballos de tiro. La transmisión se produce por contacto directo con un caballo infectado, a través de la cama o mediante fómites.

    Las lactonas macrocíclicas son eficaces frente a los ácaros y piojos, pero ninguna está registrada para caballos en las formulaciones actuales. Solicite consejo al veterinario.

    Al igual que con todos los medicamentos con receta, pida consejo a su veterinario.

  • ¿Qué enfermedades pueden transmitir los ectoparásitos?

    En los caballos la enfermedad relacionada más habitual es la fiebre del Nilo Occidental, transmitida por picaduras de mosquitos, a partir de pájaros infectados. (véase apartado correspondiente)

    ¿Por qué algunos caballos sufren eccemas de verano y otros no?

    Todos los caballos tienen un grado variable de sensibilidad a las cosas. Los caballos que sufren eccemas de verano son más sensibles a los estímulos, p. ej. a Culicoides spp., y por tanto muestran signos de alergia, mientras que otros en las mismas circunstancias no reaccionan.

    ¿Indican los piojos un signo de mal estado sanitario en general?

    En otras especies se considera que la infestación por piojos es más habitual en animales enfermos o estresados. Vale la pena tenerlo en cuenta si el tratamiento contra los piojos es ineficaz o se desconocen los antecedentes del caballo o del pony.